viernes, 31 de marzo de 2017

Brioche o Mona de Pascua Rellena de Tres Chocolate

Aprovechando que ya han llegado a los supermercados los huevos de Pascua hoy os presento una forma muy bonita de utilizarlos. Se trata de una receta, casi literal, del Brioche portugues relleno de chocolate que publica en su blog Ana Sevilla. Digo "casi" porque siempre retoco algún punto, como ya sabéis... ;D. Y si lo queréis aligerar sin relleno de chocolate, tampoco os decepcionará.

Como no todas sois usuarias de la super-máquina, os explico la forma de hacerlo por el método tradicional y con Thermomix. Yo, personalmente, las masas panaderas como esta las trabajo a mano, ya que de tanto forzar la Thermomix (pues no es una amasadora) me he llevado algún susto con los costes de las reparaciones... Dicho esto, vamos con la receta:

Brioche portugués o mona de pascua rellena de tres chocolates

Ingredientes


Para el brioche:
  • 120 gr de leche
  • 15 gr de levadura de panadería (o 5 gr de levadura seca de panadería)
  • 3 huevos L
  • 120 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla (1/2 Tbs*) o 1 sobre de azúcar vainillado
  • 90 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 520-540 gr de harina de fuerza
  • un pellizco de sal (1/2 tsp*)

Para el relleno:
  • 220 gr del chocolate  o chocolates que más nos gusten, divididos en porciones de 20 gr (haremos 11 bollos rellenos)
Para decorar:
  • 1 huevo batido para pintar una vez que haya subido el brioche
  • Almendra laminada para espolvorear 
  • Huevos de pascua para adornar 

Preparación


Tradicional:
  • Disolvemos en un bol la levadura en la leche y añadimos el resto de ingredientes, menos la sal, mezclamos y dejamos reposar 15 minutos.
  • Ponemos un poco de aceite en la superficie donde vayamos a amasar, añadimos la sal, y trabajamos la masa 10 segundos. Repetimos este ciclo de reposo y amasado 2 veces más.
  • Dejamos reposar la masa, tapada con film transparente para que no se seque, en un lugar cálido hasta que doble su volumen.
Con Thermomix:
  • Templamos la leche 2 minutos, 37ºC, velocidad 2.
  • Añadimos la levadura, 4 segundos, velocidad 4
  • Añadimos el resto de ingredientes de la masa y programamos 5 minutos, velocidad espiga.
  • Dejamos reposar la masa dentro del vaso, tapado con el cubilete para que no se seque la masa , hasta que doble su volumen.
En ambos métodos:
  • Preparamos un molde circular (yo uso uno desmontable) forrado con papel de hornear o untado con mantequilla para que no se pegue la masa.
  • Dividimos la masa en 11 porciones de 80 ó 90 gramos.
  • Aplastamos cada porción como si fuera una tortilla, poniendo en el centro 20 gramos de chocolate. 
  • Cerramos cada tortilla en torno al chocolate, formando un hatillo. Aquí veremos claramente qué molde nos vendrá mejor utilizar.
  • Cada hatillo lo apoyaremos sobre su parte fea, en la fuente, colocando 8 porciones alrededor del molde y 3 porciones en el centro.
  • Dejamos reposar tapando nuevamente con film transparente ya que la masa volverá a subir 2/3 de su tamaño antes de su horneado.
  • Al cabo de una hora y media o dos horas, pincelamos el brioche con huevo batido y espolvoreamos con las láminas de almendra.
  • Precalentamos el horno 200º C y metemos el brioche en el primer nivel del horno empezando por abajo, con calor arriba y abajo, durante 30 minutos. Si vemos que se nos dora demasiado, lo podemos cubrir con papel de aluminio durante los últimos minutos.
  • Lo sacamos y dejamos que repose sobre una rejilla.
  • Para decorar, cuando esté frío del todo, pondremos huevos pequeñitos de chocolate.
Mi propuesta es que intercaléis bollos con onzas de chocolates diferentes. Resulta divertido ver la cara de sorpresa de los comensales y cómo se las arreglan para intercambiar trozos de brioche, jajaja. ¡Al menos esa ha sido mi experiencia!

Un beso, 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Tienes alguna duda o sugerencia? Espero poder contestarte lo antes posible