miércoles, 14 de febrero de 2018

Tomates Deshidratados Caseros

Hace algunos meses compré una bolsita de tomates secos en Lidl para hacer una prueba de pan con este ingrediente. Busqué ideas para hacer Pan con Tomates Secos en El Foro del Pan y di, por casualidad, con esta publicación de MMF que me dejó impactada tanto por la pintaza que tienen sus tomates, como por lo sencillo que parecía hacerlos. 

A diferencia de los tomates secos de bolsa, éstos no hay que rehidratarlos antes de consumirlos  y son tan deliciosos que me da una pena terrible utilizarlos para hacer pan o pizza... Con una tostada, sólos o con un poco de queso blanco, requesón o queso granulado, están de muerte.

Tomates desecados en el horno de casa

INGREDIENTES:

  • 1,5 Kg de tomates pera rojos pequeños.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra (mejor que no sea de sabor intenso)
  • 5 g de azúcar
  • 5 g de sal
  • Utilizaremos papel de hornear


PREPARACIÓN:

  • Precalentamos el horno 100º C con ventilador.
  • Lavamos los tomates y les hacemos un pequeño corte para ayudarles a abrirse.
  • Ponemos a hervir agua en una cazuela y escaldamos los tomates hasta que veamos que se separa la piel. Yo lo hice de pocos en pocos, como veis en la imagen.
  • Sacamos los tomates del agua hirviendo, uno a uno, con la ayuda de una espumadera y dejamos que enfríen un poco, para poder quitarles la piel con facilidad y sin quemarnos.
  • Cortamos los tomates por la mitad y los vaciamos con una cucharilla o un sacabolas. La pulpa la podéis utilizar para hacer una salsa de tomate.
  • Ponemos sobre una bandeja de horno una hoja de papel de hornear y colocamos los tomates con la abertura hacia abajo.
  • Mezclamos la sal con el azúcar y condimentamos los tomates.
  • Metemos la bandeja en el horno, a 100º C con aire, durante 90 minutos, tras los cuales damos la vuelta a los tomates y volvemos a hornear 90 minutos más.
  • Sacamos la bandeja del horno y, cuando enfríen los tomates, los guardamos en botes de cristal y los rellenamos de aceite de oliva. Si queda algún resto de tomate pegado en el papel, metedlo también en los botes de cristal.

Por cada 1,5 Kg obtendréis 2 botes pequeños como el de la foto y tardaréis bien poco en consumirlos, así que os recomiendo que dupliquéis o tripliquéis las cantidades, si vuestro horno os lo permite: ¡Están demasiado buenos!

Como es poca cantidad, los podéis conservar en la nevera y, cuando se os acaben, utilizad el aceite aromatizado que os quede con ensaladas, verduras, pescados al vapor, carnes a la plancha... ¡Yo últimamente lo reciclo haciendo más tomates deshidratados!

Un beso y hasta la próxima receta,




martes, 6 de febrero de 2018

Tronco de Mousse de Turrón y Chocolate

Esta receta es fruto de la casualidad. Estas Navidades probé sin querer un poco de turrón de Jijona con yogur bífidus casero, ¡y estaba buenísimo! Así que, dadas las fechas, me puse a buscar recetas de Troncos de Navidad en internet para ver con qué ingredientes la gente combinaba el turrón. El principal problema era conseguir una crema suficientemente espesa que no se desparramara al enrollar el bizcocho, y que quedara relativamente compacta al enfriar en la nevera. Mirando aquí y allá, una solución bastante extendida era utilizar gelatina neutra, pero la gelatina no suaviza el sabor del turrón, como yo quería, así que opté por añadir al turrón nata y espesar la crema con mascarpone, que es en realidad nata superconcentrada. ¿Que no lo sabíais? Pues yo tampoco, pero mirad cómo hace mascarpone casero Miriam del blog El Invitado de Invierno... Y que conste que he intentado hacerlo, pero no he conseguido que me salga... aún... ¡Otro reto más!


Tronco de turrón y chocolate

Necesitaremos una bandeja de 34x27 cm (unas 12 raciones) o, en su defecto, una bandeja de hornear plana y papel de hornear sulfurizado.

INGREDIENTES


Para el bizcocho genovés:
  • 5 huevos M ó 4 huevos L
  • 125 g de harina
  • 125 g de azúcar
  • 1/2 cucharadita (tsp) de extracto de vainilla o un sobre de azúcar vainillado
Para el almíbar:
  • 80 g de agua
  • 80 g de azúcar
  • 40 g de ron
Para la mousse de turrón:
  • 250 g de turrón de Jijona
  • 125 g de mascarpone
  • 150 g de nata para montar (35% materia grasa)

Para la cobertura de chocolate (ganaché):
  • 125 g de chocolate negro fondant para postres
  • 125 g de nata para montar (35% materia grasa)
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente

PREPARACIÓN


Bizcocho genovés:
  • Precalentamos el horno a 180º C, con calor arriba y abajo.
  • Montamos las claras a punto de nieve (con Thermomix mariposa/5 min/Vel 3,5). Reservamos.
  • Batimos las yemas con la vainilla y el azúcar hasta que blanqueen y aumenten de volumen (con Thermomix, mariposa/3 min/Vel. 3).
  • Añadimos la harina tamizada
  • Incorporamos poco a poco las claras montadas. Con la ayuda de una espátula haremos movimientos envolventes, evitando que pierdan el aire que han adquirido. Es importante hacerlo con delicadeza, ya que este bizcocho no lleva levadura.
  • Volcamos la mezcla sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y horneamos - en el segundo nivel del horno empezando por abajo -  a 180º C durante 10 minutos. No debemos dejar que se dore, para poder manipularlo.
  • Sacamos del horno y, en caliente, cubrimos con otra hoja de papel de hornear.
  • Formamos enseguida un rulo, sin quietar el papel de la base, y envolvemos en un paño o film transparente para que conserve la forma.
  • Reservamos.

Almíbar:
  • Hervimos los ingredientes del almíbar en un cazo durante 5 minutos (con Thermomix 5 min/100º C/Vel.2).
  • Reservamos.

Mousse de turrón:
  • Batimos con unas varillas el turrón con el mascapone, hasta que se integra todo (con Thermomix mariposa).
  • Añadimos la nata y seguimos batiendo hasta conseguir una mousse suave.
  • Reservamos.

Cobertura de chocolate:
  • Prepararemos la cobertura una hora antes de empezar con el montaje del tronco. Nos interesa que el chocolate no esté demasiado líquido, para que cubra mejor el bizcocho.
  • Calentamos la nata hasta que empiece a hervir (con Thermomix 5 min/100ºC/Vel.2). Retiramos del fuego y, sin parar de mover, vamos incorporando el chocolate en trocitos hasta que se derrita (con Thermomix Vel.2 y sin temperatura).
  • Por último añadimos la mantequilla y mezclamos bien hasta que se integre completamente.
  • Reservamos.
Montaje del un tronco relleno de mousse de turrón

Montaje del Tronco:
  • Desenrollamos el bizcocho con cuidado de que no se rompa. Si os pasara no os preocupéis porque las imperfecciones quedarán cubiertas con el chocolate.
  • Quitamos el papel de hornear que lo cubría en su superficie y aplicamos el almíbar con una brocha de cocina. Reservamos ese papel de hornear para más adelante.
  • Esparcimos por encima la mousse de turrón.
  • Enrollamos nuevamente el rulo relleno y despegando, mientras lo hacemos, el papel de hornear de la base del bizcocho.
  • Envolvemos el rulo en el papel de hornear que reservamos y cerramos bien los extremos, para que no se salga la mousse de turrón.
  • Dejamos enfriar el rulo en la nevera durante un par de horas, para que se compacte. 
Montaje de un Tronco de Mousse de Turrón
  • Sacamos el rulo de la nevera y cortamos la parte fea de uno de los extremos para que nos quede bonito (con un poco de ganaché por encima podéis haceros un pastel... ;D). Del otro extremo del tronco cortaremos un trozo de unos 5 dedos de ancho, del que sacaremos las dos ramificaciones: Lo cortaremos por un ángulo de 45º, como veis en las fotos.
  • Ponemos sobre la fuente en que vayamos a presentar el bizcocho, dos rectángulos de papel de hornear, pegados el un al otro, para posar justo en su unión el tronco central, apoyado sobre la parte más fea.
  • Utilizamos un poco de chocolate de cobertura, a modo de pegamento, para pegar al tronco principal los dos troncos auxiliares por el corte más recto.
  • Esparcimos el resto del chocolate sobre el tronco, sin preocuparnos por las irregularidades.

DECORACIÓN:

  • Con un palillo dibujamos círculos que simulan los nudos del tronco y con un tenedor de postre, damos forma a las vetas de la madera.
  • Quitamos el exceso de chocolate que queda pegado a la base del bizcocho con la ayuda de un cuchillo para que, cuando enfríe en la nevera, sea más sencillo despegar los dos rectángulos de papel de hornear.
  • Metemos el tronco en la nevera hasta el momento de servir.
  • En esta ocasión para hacer las hojas utilicé unos cortadores de fondant como estos. Con cortadores se pueden hacer un montón de motivos; sólo tenéis que ponerle un poco de imaginación...

Prometo que la próxima entrada será más breve. Espero que esta receta, al menos, os sea de utilidad y os dé alguna que otra idea. 

Un beso, 





miércoles, 17 de enero de 2018

Crema de Limón con Castañas en Almíbar

Hoy he ido a hacer la compra a La Plaza de DIA, una cadena de supermercados discount española la cual, a finales de 2017, ha lanzado una nueva gama de productos gourmet llamada Delicius que me encanta. Para mi sorpresa tenían Castañas en Almíbar en promoción al 50% de su precio, así que he comprado algunos tarros y, de paso, como tenemos visitas este fin de semana, aprovecharé para hacer esta Crema de Limón con Castañas que os voy a explicar a continuación.

Se trata de un postre muy sencillo y rápido de hacer, pero es una verdadera bomba de relojería si lo tomáis en exceso... claro que la mezcla de la castaña - que se rompe cuando metes la cuchara - con la crema de limón, es una verdadera delicia...

Avisadas estáis... Ya me diréis qué os parece.

Crema de Limón con Castañas en Almíbar

jueves, 4 de enero de 2018

Algunos trucos sobre el Roscón de Reyes

Esta entrada se la dedico a todos esas amigas que, año tras año, me hacen las mismas preguntas cuando me encargan el Roscón de Reyes y a todos aquellos seguidores de la página de El Hogar de las Recetas en Instagram y Facebook, que empiezan a hacer sus pinitos elaborando el roscón con levadura de panadería.

Trucos sobre Roscón de Reyes: La conservación

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Ensalada de Navidad

Con las fiestas y los roscones de reyes que preparo para las amigas, no me da la vida. Tengo un montón de fotos preparadas, pero sentarse a escribir es otra cosa...

En fin, hoy publico una receta facilísima y muy vistosa que solía hacer por estas fechas mi amiga Macarena G.B. Yo creo que la llamaba ensalada de Navidad porque la escarola combinada con la granada se parecen muchísimo al acebo con sus frutos, típico arbusto de Navidad. Y yo me pregunto: ¿por qué el acebo se ha convertido en un adorno típico en estas fechas? Pues aquí tenéis la explicación que he encontrado con menos publicidad de la red... ;D

Ensalada de Navidad con granada, bonito y aliño de ajo frito

martes, 21 de noviembre de 2017

Báscula de Cuchara

Hoy he abierto una pestaña nueva en los desplegables del blog para ir añadiendo Mis Cacharritos culinarios. Después de la Yogurtera de Lidl, hoy os hablo de la báscula de cuchara, un utensilio que podéis ver en muchos vídeos de profesionales y que ahora está al alcance de cualquier aficionado a la cocina.

Como siempre llama la atención este aparatillo, cuando lo llevo a los talleres que organizo para enseñar a hacer pan a mis amigas, me ha parecido una buena idea dedicarle este espacio.

A mi me resulta super práctica porque me ayuda a aprovechar mejor los ingredientes de las recetas, poniendo exactamente las cantidades que se necesitan, que no siempre son grandes. Por ejemplo: ¿Qué hacemos cuando en una receta nos dicen que tenemos que añadir medio sobre de levadura, que serían 7,5 gramos? Lo habitual es medir la cantidad a ojo o comprarla con levadura integrada, ¿verdad? ¿Y si queremos pesar 0,3 gramos de levadura seca de panadería para hacer un pan con masa madre, porque no tenemos 1 gramo de levadura fresca? Para medidas más pequeñas la cosa se complica, aunque la solución es también fácil: Divides 1 gramo en diez partes y coges 3 para obtener 0,3 gramos... Muy cómodo no es, ¿no os parece? Pues bien, las básculas de cuchara miden décimas, así que problema resuelto.

báscula de cuchara para medir cantidades pequeñas con décimas

Si miráis en Amazon hay básculas de cuchara de varios precios y en Lidl suelen venderla un par de veces al año. Sin ir más lejos ayer mismo aproveché y me compré la báscula de cuchara de SilverCrest de la imagen de arriba, por 7,95 €.... No os preocupéis, os avisaré cuando vea una nueva promoción ;D

Un beso, 


viernes, 17 de noviembre de 2017

Bica Mantecada

Leyendo el último libro de Iban Yarza, "Pan de Pueblo", me llamó la atención  este bizcocho, más bien feucho, y me entraron ganas de hacerlo. Como hacía tiempo que tenía intención de publicar cómo se obtiene  en casa la mantequilla clarificada, uno de sus ingredientes fundamentales, esta receta de bica mantecada es estupenda para utilizarla.

Otra particularidad de la bica mantecada es que lleva un poco de masa de pan, pero si nunca habéis hecho pan casero, no os preocupéis, utilizaremos una masa madre de levadura o prefermento: Este ingrediente da más consistencia al bizcocho y, como pasa con el buen pan, mejora su sabor de un día para otro, eso si sois capaces de aguantar sin coméroslo de una sentada... 

He buscado varias recetas y, como siempre, se pueden encontrar mil versiones. En esta ocasión he cogido como referencia - haciendo algún cambio que otro - la bica que publicó Carmen en Madrid tiene Miga, más que nada porque no quería dejar demasiado mermado mi Pan de Trigo y Espelta Integral de la semana: En la receta de Carmen sólo hay que "robarle" al pan que estéis haciendo 125 gramos de masa fermentada, justo antes del formado.
Bica mantecada

Yogur en la Yogurtera Silvercrest de Lidl

Los que me seguís en Instagram o Facebook habréis visto que soy la loca de los cachivaches. La verdad es que me viene de familia: A mi padre le encantaba comprar cualquier aparato que le facilitara el trabajo. ¡Yo creo que fue de los primeros que se compró en Madrid un cuchillo eléctrico Moulinex, a principios de los años 70! 
Siempre que teníamos una comida multitudinaria en casa de mi tía Emilia, en la que había que trinchar algún bicho, mi padre se lo llevaba para agilizar la faena. 

Hoy voy a estrenar esta serie de post con la niña de mis ojos: La Yogurtera Silvercrest de Lidl. Como sé que muchas habéis seguido mi consejo y os la habéis comprado cuando os avisé que se ponía a la venta, voy a aprovechar para explicaros cómo hago yo el yogur con ella. Estos consejos valen para otro tipo de yogurteras, adaptándolos a las medidas de vuestros aparatos...
Y para las que no tenéis yogurtera, también os daré enlaces a otros métodos de para hacer yogur.

Volviendo a la mi cojo-yogurtera, me encanta ésta y no otra porque se puede hacer hasta litro y medio de yogur de una manera muy limpia y cómoda. Además, viene con una cubeta de 1,350 litros, otra cubeta de 1,550 litros y un filtro para hacer yogur griego. ¿Yogur griego? Pues sí, el yogur griego no es más que yogur natural al que se le quita el suero para que espese. ¿Y qué hago con el suero? Lo podéis utilizar en cualquier receta que incorpore entre sus ingredientes la leche, sustituyendo ésta por suero, como magdalenas, cremas de calabaza, de calabacín, etc.

Mi yogurtera Silver Crest


martes, 14 de noviembre de 2017

Mantequilla Clarificada o Manteca Cocida

Todas estamos acostumbradas a cocinar con mantequilla pero ¿qué pasa cundo la calentamos hasta que se derrite y la dejamos enfriar nuevamente? ¡Tachán! Se disocia el suero de leche, las proteínas y la grasa que contiene, siendo ésta última la Mantequilla Clarificada o Manteca Cocida.

Mantequilla Clarificada o Manteca cocida

Como veis en la imagen, en la parte superior quedará la proteína, en el medio la manteca y en la base el suero, que es el líquido blanquecino de la derecha. 

Cómo Forrar un Molde Desmontable

Hay trucos a la hora de preparar nuestros bizcochos y tartas que resultan de lo más prácticos, como la entrada que publiqué sobre Cómo forrar un molde rectangular. Pues bien, hoy os voy a explicar uno de mis últimos descubrimientos, que en esta ocasión consiste en forrar un molde desmontable con papel de hornear. La particularidad es que al no recortar la base con la forma de la misma, desmoldar el bizcocho para hacer una tarta, por ejemplo, significa muchísimo el trabajo. A alguna le acabo de ahorrar la lectora, ¿verdad? ¡Jajaja! Bueno, yo os explico el procedimiento igualmente:

UTENSILIOS:
  • Un molde desmontable, de esos que tiene una especie de bisagra que permite sacar la base. 
  • Papel de hornear.
  • Tijeras.
  • Mantequilla o margarina para adherir el papel de hornear al molde (será nuestro pegamento).
Cómo forrar un molde de cremallera